Hablar de Asturias es hablar de alta gastronomía, entre otras muchas cuestiones. Hablar de comer o cenar en Asturias en general y de comer o cenar en Oviedo en particular es hablar de fabada, de cachopo y de otras delicias asturianas famosas en el mundo entero. Sin embargo, hablar de Vinoteo es hablar de todas esas cosas en un escenario en el que la calidad y el trato profesional son los garantes de una apuesta segura.

¿Preparado para conocer el lugar donde comer uno de los mejores cachopos en Oviedo?

Cenar en Oviedo y un sinfín de delicias gastronómicas de altura

Moderno en apariencia, Vinoteo apuesta por la gastronomía más tradicional sumada a la innovación; una innovación necesaria y una corriente que parece fluir por las calles de una ciudad llena de vida, de calidad, de buenas costumbres y de un gran ambiente. Compras, tapeo, comidas exquisitas o un café. Da igual el motivo por el que estés en Oviedo porque siempre te sobrarán razones para visitar este restaurante galardonado por su cachopo.


Vinoteo, el nombre propio a la hora de cenar en Oviedo


Vinoteo Carta cenar oviedo

Los cachopos de Vinoteo, uno de sus platos fetiche

Nada más hay que ver la carta para saber de la importancia que tiene este plato asturiano en este local. Una importancia avalada por varios premios: Campeón de Asturias 2017, Cachopo Campeón de Asturias 2014, 3er Mejor Cachopo de Asturias 2018. Diferentes opciones para quienes no quieren perderse uno de los platos más famosos de la provincia. ¿Podrás acaso resistirte tú a este famoso filete de ternera empanado famoso por su ternura? Aunque ya sabemos cuál es la respuesta, atento a una carta para la que es mejor ir con tiempo y con el estómago muy vacío. Mucho.

La fabada asturiana, otra de sus especialidades

¡Ojo a la fabada! La fabada es una de las claras apuestas de Vinoteo. Pero no olvidamos las mejores carnes – tacos de buey, hamburguesa de pato con foie fresco, hamburguesa de ternera asturiana y el magret de pato, entre otras – y las ensaladas, así como otros platos que entran tanto por los ojos como por el paladar, como croquetascalamarespatatas bravas, langostinos crujientes, fritos de merluza y una infinidad de tostas. Todos ellos son el claro ejemplo de esta carta seductora en extremo.

Una carta que ataca a todos los sentidos del comensal más allá de ese cachopo y esa fabada a los que tanto debe este restaurante, ubicado en una de las mejores zonas de ocio de la capital asturiana. Somos especialistas en la buena mesa y en la cocina asturiana, pero también en la organización de los mejores eventos en la ciudad.

¿Puedes pedir algo más? Comparte y ven a vernos. ¡Te estamos esperando!